Emplazada en un entorno natural, la ampliación del espacio exterior de esta vivienda de campo permite enfatizar los valores paisajísticos existentes y acercar al habitante a la naturaleza. A la casa existente se le modifica todo su espacio exterior, el cual los habitantes consideraban escaso para su uso los fines de semana, cuando las congregaciones con familiares son habituales. El lugar consistía en un gran terreno con la vivienda anteriormente mencionada implantada en el centro del mismo, dejando sus cuatro lados libres. Decidimos pensar de nuevo estos espacios exteriores tan recurrentes en las casas de campo argentinas, donde la mayor parte de las actividades se realizan al aire libre. Conceptualmente hablando, tomando algunos conceptos de Jesús M. Aparicio Guisado, contábamos con algo existente pesado, telúrico, de muros pesados y gruesos. La nueva galería toma el concepto de lo tectónico, de la liviandad en contraposición a la vivienda existente, que creemos es lo que sucede en la mayoría de estos espacios de las típicas casas de la llanura pampeana. Los nuevos usos agregados (parrillero, baño y depósito), se acoplan al concepto telúrico de la casa y forman un bloque parcialmente separado de las nuevas cubiertas exteriores. Estas últimas copian la forma original de la casa en su largo, para luego dar lugar a otra cubierta cuya pendiente se contrapone a las existentes de la vivienda. Todos estos planos inclinados están cubiertos por chapa traslúcida, para permitir el paso de la luz natural. Por último, el sistema de filtros de madera permitió no solo generar un espacio de mayor calidez, sino también frenar el impacto solar que la chapa traslúcida que forma la cubierta transmite a este nuevo espacio exterior, para lograr un adecuado confort térmico.   
Equipo: Adolfo Schlieper
Año: 2019
Fotografías: Luciano Scarponi

Back to Top